Juan Pablo II

Karol Józef Wojtyła

Por que es Santo

El Beato Juan Pablo II era un "hombre de oración". En él el deseo de perfección se manifestaba tan fuertemente que lograba tener siempre despierto el espíritu a través de la oración incesante y la escucha meditada de la palabra de Dios. La Eucaristía constituía el centro de su vida. Su fe profunda y la confianza en la ayuda divina en los eventos críticos de la vida, como también el total abandono en la ayuda materna de la Beata Virgen María, se manifestaban con particular fuerza en los momentos de oscuridad, como, por ejemplo, después del trágico atentado de 1981 o durante la dura prueba del avance de la enfermedad. Agradecía siempre y atribuía a Dios los méritos por todo don recibido.

La infancia no fácil, marcada por tres lutos, y el ingreso en el Seminario justo en el periodo en el cual la guerra había obligado a cerrarlo, corroboran ciertamente su coraje.

Como Arzobispo de Cracovia jamás titubeó delante de los numerosos obstáculos impuestos por el régimen comunista polaco al derecho de profesar la propia Fe. Con fortaleza supo intervenir a favor de los derechos de las personas, sin perturbar con ello el orden público, combatiendo como buen cristiano su batalla aun cuando tales impedimentos parecían insuperables.

Su primer lema "¡No tengáis miedo! ¡Abrid de par en par las puertas a Cristo!" pronunciado durante la celebración de apertura del ministerio marcó su programa durante su largo Pontificado, permaneciendo vivo en los corazones de los fieles aun después de su muerte.

Como Sumo Pontífice, el 13 de mayo de 1981, día que señaló el inicio de una segunda fase de su pontificado, obtuvo del Señor la gracia de poder derramar la propia sangre en nombre de la Fe, como él mismo dijo en referencia a lo acontecido.

En los numerosos sufrimientos morales y durante la enfermedad física anunció el precioso valor salvífico del sufrimiento humano unido al misterio de la Cruz de Cristo.

Sostuvo el anhelo de libertad de los pueblos oprimidos por los diversos regímenes y totalitarismos, afirmando la dignidad inviolable de todo ser humano.

Promovió y vigorizó el diálogo ecuménico, buscando la unidad y la paz en la viva esperanza de un futura plena comunión con los hermanos separados.

Un signo extraordinario de su esperanza fue la confianza que depositó en los jóvenes, esperanza de la Iglesia del mañana.

Dio de comer y de vestir a los necesitados, cuidó de los mendigos, se preocupó por la suerte de sus parientes ancianos, compartió el dolor de los sufrientes, destinó para ellos dinero propio, visitó a los enfermos y a los presos. Además, instruyó, aconsejó a los desorientados de corazón, ofreció el propio perdón a quién atentó contra su vida y a cuantos lo habían ofendido, soportó con paciencia a las personas que eran con él más hostiles

Hacia fines de los años '90, aparecieron los primeros síntomas de la "enfermedad de Parkinson", que lentamente lo obligaron a ejercitar su ministerio desde una "silla de ruedas". Todos han vivido con particular participación y admiración la fuerza con la cual supo enfrentar, especialmente en los últimos años, las obligaciones pastorales en aquellas difíciles condiciones.

Karol Józef Wojtyła

nació en Wadowice (Polonia), el 18 de mayo de 1920. Fue el segundo de los dos hijos de Karol Wojtyła y de Emilia Kaczorowska, que murió en 1929. Su hermano mayor Edmund, de profesión médico, murió en 1932 y su padre, suboficial del ejército, en 1941.

Cuando las fuerzas de la ocupación nazista cerraron la Universidad en 1939, el joven Karol trabajó (1940-1944) en una cantera y en una fábrica química de Solvay para poder mantenerse y evitar la deportación a Alemania.

Siguió los cursos de formación en el seminario mayor clandestino de Cracovia, hasta su ordenación sacerdotal, que tuvo lugar en Cracovia el 1 de noviembre de 1946. Fue enviado a Roma, donde obtuvo el doctorado en teología (1948) con una tesis sobre el tema de la fe en las obras de san Juan de la Cruz.

En 1948, regresó a Polonia y fue coadjutor, primero, en la parroquia de Niegowić, en los alrededores de Cracovia, y después en la de San Florián, en la ciudad, donde fue también capellán de los universitarios hasta 1951, cuando retomó sus estudios filosóficos y teológicos. El 4 de julio de 1958, el Papa Pío XII lo nombró Obispo Auxiliar de Cracovia. Recibió la ordenación episcopal el 28 de septiembre de 1958. El 13 de enero de 1964, fue nombrado Arzobispo de Cracovia por Pablo VI, que lo crearía Cardenal el 26 de junio 1967.

Participó en el Concilio Vaticano II (1962-65) dando una importante contribución a la elaboración de la constitución Gaudium et spes. El Cardenal Wojtyła participó también en las cinco asambleas del Sínodo de los Obispos, anteriores a su Pontificado.

Fue elegido sucesor de San Pedro, con el nombre de Juan Pablo II, el 16 de octubre de 1978 y el 22 de octubre inició Su ministerio de Pastor Universal de la Iglesia. El Papa Juan Pablo II realizó 146 visitas pastorales en Italia y, como Obispo de Roma, visitó 317 de las 332 actuales parroquias romanas. Los viajes apostólicos por el mundo –expresión de la constante solicitud pastoral del Sucesor de Pedro por todas las Iglesias– han sido 104. Entre sus documentos principales, se encuentran 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas y 45 Cartas apostólicas. Al Papa Juan Pablo II se le atribuyen también 5 libros. El Papa Juan Pablo celebró 147 ritos de beatificación –en los cuales proclamó 1338 beati– y 51 canonizaciones, con un total de 482 santos.

El 13 de mayo de 1981, sufrió un grave atentado en la plaza de San Pedro. Salvado por la mano maternal de la Madre de Dios, después de una larga hospitalización y convalescencia, perdonó a su agresor y, consciente de haber recibido una nueva vida, intensificó sus compromisos pastorales con heroica generosidad.

En efecto, su solicitud de Pastor encontró además expresión en la erección de numerosas diócesis y circunscripciones eclesiásticas, en la promulgación de los Códigos de derecho canónico latino y de las iglesias orientales, en la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica. Proponiendo al Pueblo de Dios momentos de particular intensidad espiritual, convocó el Año de la Redención, el Año Mariano y el Año de la Eucaristía, además del Gran Jubileo de 2000. Se acercó a las nuevas generaciones con las celebraciones de la Jornada Mundial de la Juventud.

Murió en Roma, en el Palacio Apostólico Vaticano, el sábado 2 de abril de 2005 a las 21.37 h., en la vigilia del Domingo in Albis y de la Divina Misericordia, instituida esta última por él. Los solemnes funerales en la Plaza de San Pedro y su sepultura en las Grutas Vaticanas fueron celebrados el 8 de abril.

El Iter de la Causa

01 Muerte de Juan Pablo II: 2 de Abril del 2005.
02 El 3 de Mayo, el Cardenal Camillo Ruini (Cardenal Vicario de la Diócesis en la que murió Juan Pablo II) presenta a la Congregación para la Causa de los Santos, el comunicado en el cual expresa la voluntad de la Diócesis de Roma de constituirse autora de la causa de canonización del Pontéfice difunto y pide la dispensación del tiempo establecido de cinco años después de la muerte, para la apertura de la indagación diocesana.

03 La petición del Cardenal Vicario, presentada al Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, es aceptada, y el 9 de Mayo la Congragación para la Causa de los Santos emite la despensa concedida por el Papa, motivada por la fama de santidad que ha acompañado a la figura de Karol Wojtyla, aún antes de morir, y la excepcionalidad religiosa, histórica y cultural de su papado, reconocida universalmente por la Iglesia y por la sociedad civil. El 3 de Junio, sor Marie Simon-Pierre Normand, de la congregación religiosa de las Petites Soeur des Maternités Catholiques, sana inexplicablemente del mal de Parkinson diagnosticado 4 años antes. El 8 de Junio del 2005 la Superiora General de la misma congregación manifiesta este evento a Roma atribuyéndolo a la intercesión de Juan Pablo II.
04 Comienzo de la causa de beatificación, fase diocesana: 28 de Junio del 2005. Presentación de la indagación y de la acumalación de documentos que conciernen al candidato ante el Tribunal; testimonios sobre los hechos concretos, y el ejercicio, considerado heróico, de las virtudes cristianas (virtudes teologales: fe, esperanza y caridad; virtudes cardinales: prudencia, justicia, temperanza, y fortaleza; otras virtudes específicas, pertinentes a su estado de vida). En este momento Juan Pablo II es considerado Siervo de Dios. El 2 de Abril del 2007, en la basílica de San Juan de Letrán en Roma, el Cardenal Camillo Ruini declara concluida la fase diocesana del proceso de beatificación de Juan Pablo II, entregando los resultados a la Congragación para la Causa de los Santos.
05 Inicio de la fase vaticana: 4 de Mayo del 2007. Tramitadas todas las actas a la Congregación para la Causa de los Santos, habiéndose obtenido el decreto de validez, el postulador, bajo la dirección de un relator, sigue la preparación de la Positio (la síntesis de la documentación que prueba el ejercicio heróico de las virtudes) que procede después de la examinación de nueve teólogos. Esta fase es supervisada por el promotor de la fe (quien ha la misma labor del promotor de justicia, – es decir, el estudio a fondo de la causa y la evaluación de las eventuales cuestiones controversiales – , quien redacta las conclusiones).
06 Promulgación del decreto que reconoce las virtudes heróicas del siervo de Dios Juan Pablo II: el 19 de Diciembre del 2009, Benedicto XVI concede su aprobación al Iter de la causa de beatificación de Juan Pablo II y autoriza a la Congregación para la Causa de los Santos a generar el decreto sobre las virtudes heróicas. En este momento Juan Pablo II es considerado venerable.
07 El 21 de Octubre del 2010, los 7 especialistas de la comisión médica se proclaman a favor de la inexplicabilidad científica de la sanación de sor Marie Simon-Pierre Normand. El 4 de Diciembre del 2010, el Congreso de Teólogos reconoce de forma unánime la eficacia de la intercesión de Juan Pablo II en la sanación de sor Marie Simon-Pierre Normand. El 11 de Enero del 2011, los Cardenales y Obispos de la Congregación emiten una sentencia unánime afirmativa, sosteniendo como milagrosa la sanación de la religiosa francesa. El 14 de Enero del 2011, Benedicto XVI autoriza la promulgación del decreto que atribuye un milagro a la intercesión de Juan Pablo II. Se trata de la sanación del mal de Parkinson (el mismo mal sufrido por Juan Pablo II) de la religiosa sor Marie Simon-Pierre Normand (de las Petites Soeur des Maternités Catholiques). La enfermedad fue diagnosticada en el 2001. Según el testimonio de la religiosa, la sanación por la intercesión del Pontéfice ocurre la note entre el 2 y el 3 de Junio del 2005.
08 BEATIFICACION: 1 de Mayo del 2011
Durante la celebración del rito de la beatificación ocurre la sanación de la mujer Costaricense Floribeth Mora Díaz de un “aneurisma cerebral fusiforme.” El caso fue indicado al postulador, el cual, después de la debida investigación, pide al obispo de San José de Costa Rica costituir el Tribunal Diocesano para llevar a cabo la indagación diocesana. Esta toma lugar del 20 de Noviembre al 2 de Diciembre del 2012. La Congregación para la Causa de los Santos reconoce la validez con el debido decreto el 12 de Febrero del 2013. El Consejo Médico, en la reunión del 28 de Febrero del 2013, se expresa de manera unánime a favor de la inexplicabilidad científica de la sanación. El caso es examinado, con veredicto positivo, unánime por el Consejo de Teólogos el 10 de Abril del 2013, y por los Cardenales y Obispos el 2 de Julio del 2013.
09 El 5 de Julio del 2013, el Papa Francisco aprueba el milagro atribuido a la intercesión del beato Juan Pablo II y autoriza a la Congregación para la Causa de los Santos a promulgar el decreto firmado super miraculo, abriendo así el camino hacia la canonización. El milagro se refiere a la sanación de la mujer de Costa Rica, Floribeth Mora Díaz, ocurrida el 1 de Mayo del 2011, día en el cual Juan Pablo II es promulgado beato. Justo aquel día, la mujer, quien padece de una grave lesión cerebral le reza al nuevo beato y es sanada. Gracias a la intercesión del beato Juan Pablo II toda la familia de la mujer regresa a la fe: casi un milagro doble.
10 Durante el Concistorio público ordinario del 30 de Septiembre del 2013, la fecha de la canonización es fijada para el 27 de Abril del 2014.

Oración a San Juan Pablo II

¡Oh San Juan Pablo, desde la ventana del Cielo dónanos tu bendición! Bendice a la Iglesia, que tú has amado, servido, y guidado, animándola a caminar con coraje por los senderos del mundo para llevar a Jesús a todos y a todos a Jesús. Bendice a los jóvenes, que han sido tu gran pasión. Concédeles volver a soñar, volver a mirar hacia lo alto para encontrar la luz, que ilumina los caminos de la vida en la tierra.

Bendice las familias, ¡bendice cada familia! Tú advertiste el asalto de satanás contra esta preciosa e indispensable chispita de Cielo, que Dios encendió sobre la tierra. San Juan Pablo, con tu oración protege las familias y cada vida que brota en la familia.

Ruega por el mundo entero, todavía marcado por tensiones, guerras e injusticias. Tú te opusiste a la guerra invocando el diálogo y sembrando el amor: ruega por nosotros, para que seamos incansables sembradores de paz.

Oh San Juan Pablo, desde la ventana del Cielo, donde te vemos junto a María, haz descender sobre todos nosotros la bendición de Dios. Amén.

Cardenal Angelo Comastri
Vicario General de Su Santidad para la Ciudad del Vaticano



Para más información:

www.karol-wojtyla.org